No hay mejor carta de presentación que ejemplos reales de perros que han sido entrenados en The Original Dog Nanny, logrando un cambio radical.

Lucha (pitbull adulta)

Lucha era posesiva con su dueña, al grado de atacar a quien se le acercara. Después de un entrenamiento de seis meses, Lucha ahora es sociable y puede andar sin correa por la calle.

Rufle (cachorro dálmata)

Rufle nació ciego y llegó con nosotros siendo cachorro. Gracias al entrenamiento mejoró su calidad de vida, ya que aprendió a reconocer espacios sin chocar ni lastimarse y a subir escaleras. Hoy en día, Rufle se mueve y camina como si pudiera ver.

Tosca (mestiza de edad adulta)

Tosca mordía todo tipo de cosas, desde mangueras hasta su plato de aluminio. Antes de ser echada, tuvo una última oportunidad con la condición de ser entrenada en The Original Dog Nanny, donde en 40 días superó su conducta.